¿Qué pasó en diciembre?

2 de diciembre

Nace en París Donatien-Alphonse-François Sade (1814), quien será conocido en todo el mundo como el Marqués de Sade. Escribió obras eróticas que pusieron en duda algunas de las ideas defendidas con firmeza en aquella época. Los 120 días de SodomaJustine o los infortunios de la virtudLos crímenes del amor, novelas heroicas y trágicas y La marquesa de Gange

5 de diciembre

Nace en Londres Christina Rossetti(1830). Una de las mejores poetas de su generación. Algunas de sus obras más conocidas son El mercado de los duendesLugares comunes y El viaje del príncipe y otros poemas.

7 de diciembre

Nace en Virginia Willa Cather (1873). Una escritora de cuentos y relatos a quien en 1923 le fue concedido el Premio Pulitzer. Entre sus obras más conocidas podríamos destacar Mi Antonia y Una mujer perdida.

10 de diciembre

Nace en Massachusetts Emily Dickinson(1830). Fue una grandísima poeta cuya obra se dio a conocer después de que falleciera. En español hay numerosas colecciones con sus poemas, tales como Poemas elegidos, La miniatura incandescente y Herbario y antología botánica.

13 de diciembre

Fallece en Madrid María Teresa León(1988). Una de las escritoras fundamentales de la Generación del 27 con un clarísimo compromiso social y una actitud activa para luchar contra la violencia de su tiempo. De su obra conviene destacar La libertad en el tejadoContra viento y marea y Juego limpio.

16 de diciembre

Nace en 1775 Jane Austen.

19 de diciembre

Fallece en Haworth (Inglaterra) Emily Brontë (1848). Fue una importante escritora de la Era Victoriana. Publicó una novela que se convertiría en un clásico eterno, Cumbres borrascosas. También publicó un libro junto a sus hermanas Anne y Charlotte, Poemas de Currer, Ellis y Acton Bell, que firmaron bajo seudónimo masculino para poder conseguir ser publicadas.

21 de diciembre

Nace en Ruan (Francia) Gustave Flaubert (1821). Se lo considera uno de los más grandes novelistas occidentales de su siglo. Su obra más destacada es Madame Bovary. También escribió Memorias de un locoLa educación sentimental y La tentación de San Antonio.

22 de diciembre

Fallece en el condado de Cumbria (Inglaterra) Hellen Beatrix Potter(1943). Autora de cuentos infantiles y gran amante de la botánica y el mundo de los hongos. Como naturalista luchó contra el avance de la industrialización y el asfalto comprando terrenos y evitando su expolio natural. De sus obras se destacan Los cuentos del conejo PedroEl sastre de Gloucester y Las aventuras de Perico y Benjamín, entre otros numerosos cuentos que tienen como protagonistas a diversos animales autóctonos de su tierra.

23 de diciembre

Nace en Moguer Juan Ramón Jiménez(1881), uno de los poetas más interesantes y hondos de la literatura española. Entre sus obras más importantes se encuentran Platero y yoDiario de un poeta recién casado y Sonetos espirituales. Un rasgo fundamental de su poesía es la búsqueda de una forma que contribuya con el fondo. La idea de que el arte poético está por encima de la mente del creador.

28 de diciembre

Nace en San Millán de la Cogolla María de la O. Lejárraga (1874), una escritora española fuertemente marcada por el exilio que desarrolló una carrera extensa dentro del costumbrismo y que renuncio a su nombre en la obra para dárselo a su marido, Gregorio Martínez. Al fallecimiento de éste, recuperó su voz olvidada. Podríamos destacar sus libros La llamaEl ama de la casaSortilegio y Gregorio y yo.

31 de diciembre

Nace en Salto (Uruguay) Horacio Quiroga, uno de los más grandes cuentistas de la literatura latinoamericana. Entre sus obras más destacadas se encuentran Cuentos de amor de locura y de muerte, Cuentos de la selva, El crimen del otro y Los desterrados.

30 de noviembre

Muere en 1900 Oscar Wilde, poeta y escritor irlandés, dramaturgo destacado del Londres victoriano. Escribió obras como “El retrato de Dorian Gray” o “El fantasma de Canterville”.

84 años de la muerte de Alfonsina Storni

La tercera hija del matrimonio de Alfonso y Paulina, bautizada como Alfonsina Storni Martignoni, nació el 29 de mayo de 1892 en Sala Capriasca, la Suiza italiana. Sus padres y tíos, dueños de la fábrica de Cerveza Los Alpes (en la provincia de San Juan) regresaron a Suiza en 1891, donde un año más tarde nació la pequeña Alfonsina. Pasados cuatro años la familia decidió regresar a San Juan. Allí el matrimonio crio a sus cuatro hijos: Romeo, María, Alfonsina e Hildo. Su madre bordaba, pintaba y cantaba, era maestra pero le hubiese gustado ser actriz. Su padre desde muy joven sufrió de depresión y alcoholismo. 

Vocación, trabajo y estudios

Fue en la Escuela Normal de San Juanque Alfonsina descubrió una de sus pasiones: la actuación. En esos años participó de puestas escenográficas de obras de Henrik Ibsen, Benito Pérez Galdós y Florencio Sánchez. Luego, la familia Storni se trasladó a la ciudad de Rosario por penurias económicas e instaló el Café Suizo, lugar donde Alfonsina comenzó a trabajar, dejando de lado sus estudios. En Santa Fe cumplió los 14, en 1906, año en que falleció su padre; y su madre decidió abrir una modesta escuela domiciliaria para contribuir en la economía familiar. Las mujeres tomaron trabajos de costura. 

Dos años antes, a los 12, Alfonsina había escrito su primer poema, actividad que continuó a escondidas de su madre, a la que le desagradaban sus pensamientos pesimistas, remarcándole que “la vida es dulce”. Storni se puso a trabajar de aprendiz en una fábrica de gorros. Fue el momento cuando empezó a interesarse por el anarquismo y entre sus lecturas estaba el poeta modernista Rubén Darío. Tiempo después se desempeñó en una compañía teatral, con la que realizaron una gira por las provincias y, así, aprendió la cultura del trabajo. En ese tiempo, Alfonsina escribió su primera obra de teatro, Un corazón valiente, de la que no ha quedado registro.

Su madre Paulina rehizo su vida con otro hombre y se mudó a Coronda, también en Santa Fe. Alfonsina comenzó a estudiar para magisterio rural en la Escuela Normal Mixta de Maestros Rurales de Coronda y realizó sus prácticas en Rosario. Como celadora, fue encontrando un refugio en la comunidad escolar. Su padrastro le consiguió un puesto de maestra y ella logró ponerse en contacto con dos revistas literarias de la provincia en las que empezó a colaborar: Mundo Rosarino Monos y Monadas. En este periodo, conoció y se enamoró de un hombre casado con el que tuvo un romance. Alfonsina poseía independencia económica como maestra y columnista. Al enterarse de su embarazo y la indiferencia de su pareja, decidió mudarse a Buenos Aires para criarlo sola.

Una mujer independiente

El 21 de abril de 1912, en el hospital Ramos Mejía, nació Alejandro. Como madre soltera, luchando contra los prejuicios sociales, Storni trabajó de cajera en una tienda en el centro de la ciudad y de “corresponsal psicológico” en una empresa importadora de aceite de oliva. Logró tras mucho esfuerzo publicar su primer libro, La inquietud del rosal, en 1916, y poco a poco fue consiguiendo colaboraciones literarias en publicaciones como Fray Mocho, El Hogar y Mundo Argentino

La feminista

En 1919 en sus columnas del Diario La Nación reclamaba un lugar para las mujeres. Fue, junto a Carolina Muzzilli, Julieta Lanteri y Salvadora Medina Onrubia, una de las impulsoras del voto femenino en nuestro país.

Una mujer independiente, con las ideas claras y críticas hacia la sociedad patriarcal de los años veinte, que llevó a posturas extremas: algunas mujeres la admiraban, mientras que otras la consideraban“peligrosa”. Storni era la única mujer invitada a tertulias literarias, quizá por su afinidad con el Partido Socialista entre las cuales se encontraban José Ingenieros, Amado Nervo, Manuel Gálvez y Horacio Quiroga, con quien tuvo una intensa relación de amistad.

Storni publicó El dulce daño en 1918, y la presentación fue realizada por su amigo José Ingenieros. En 1919 publicó Irremediablemente y, en 1920, Languidez, por el cual recibió el Primer Premio Municipal de Poesía y el Segundo Premio Nacional de Literatura.

Con Ocre (1925) y Poemas de amor(1927), Storni dio un giro a su obra: comenzó a ser más introspectiva e irónica. En 1927 estrenó su primera obra de teatro, El amo del mundo, una comedia en tres actos de corte feminista que no fue bien aceptada por el público. En 1932 publicó Dos falsas pirotecnias y escribió piezas de teatro infantil. 

Crisis emocional

Alfonsina, que lidiaba con cuadros depresivos y de paranoia, trabajó de manera muy intensa publicando poesía, disertando en conferencias y dictando clases como profesora en escuelas públicas, entre ellas, la Escuela de Niños Débiles de parque Chacabuco; el Instituto de Teatro Infantil Labardén, y la Escuela Normal de Lenguas Vivas. También fue docente de teatro en el Conservatorio de Música y Declamación, y dio clases de castellano y aritmética en la Escuela de Adultos Bolívar. 

Los médicos le aconsejaron reposo por una crisis de agotamiento, motivo por el cual comenzó a viajar a Córdoba y Mar del Plata, y descansar de la ciudad. Sin embargo, su reconocimiento en la vida intelectual estaba cada vez en aumento: a finales de la década del 20, ya se había hecho un lugar en el ambiente intelectual porteño, en el que participada de las reuniones del grupo literario Anaconda, las tertulias de Quinquela Martín en el Café Tortoni y las del grupo Signo en el Hotel Castelar. En estos encuentros conoció a Federico García Lorca y Ramón Gómez de la Serna

Josefina Delgado, profesora de Letras y crítica literaria, autora de Salvadora, la dueña del diario Crítica (2005) y Lola Mora: la pasión de la forma (2006) y Alfonsina, una biografía esencial (2001), nos cuenta más sobre esta gran poeta argentina:

La obra de Storni engloba su universo emocional, abordando lo cotidiano y dejando de lado recursos artificiosos. Hablaba del deseo femenino y de su derecho de independencia frente al hombre, y, también expresaba constantemente su obsesión por la muerte. Se trata de una artista extremadamente sensible, que mediante la escritura manifestó la necesidad de modificar una sociedad machista, utilizando un tono irónico para burlarse de sus preceptos. A partir de «Ocre» consigue consolidar su estilo al decidir aceptarse a sí misma por fuera de la mirada del hombre, y goza reconocimiento tanto de sus pares como de sus lectores.

Los últimos años

En mayo de 1935 le diagnosticaron cáncer de mama y tuvo que someterse a una intervención quirúrgica, lo que provocó una mutilación tanto física como emocional. Durante los siguientes años, Alfonsina afrontó varias pérdidas. En 1937 Horacio Quiroga se quitó la vida y, poco tiempo después, haría lo mismo su amigo Leopoldo Lugones. Al año siguiente lo haría Eglé, la hija de su querido amigo Horacio Quiroga. 

La propagación del cáncer, los dolores físicos y el impacto emocional en su estado anímico forzaron a Alfonsina a tomar la decisión de despedirse de su hijo Alejandro, en la estación de trenes de Constitución. Dejó una carta para él, un poema para publicar en el Diario La Nación y una declaración para la Policía, pidiendo que no se culpe a nadie de su muerte.

El día 25 de octubre de 1938, Alfonsina Storni se arrojó del espigón del Club Argentino de Mujeres, a 500 metros sobre el nivel del mar en la playa La Perla, de la ciudad de Mar del Plata.

Su legado poético

Storni logró vencer la adversidad, trabajando y formándose de manera incansable. Logró ser reconocida en un mundo de hombres por su escritura y sus ideas. Con voz propia, irónica y crítica de la sociedad de la época, rompió con los estereotipos de la mujer casada dependiente del marido, incitando a la reflexión de sus lectoras en sus columnas periodísticas de La Nación y Crítica.

Un libro quemado, publicado en 2016 por Editorial Excursiones es una antología de artículos publicados por Storni entre 1919 y 1921, en la revista La Nota y el diario La Nación. Los textos sorprenden por su lucidez crítica, sobre todo en lo referente al papel que tuvieron las mujeres, y son a la vez una mirada irreverente y desafiante para la época.

Fuente: https://www.cultura.gob.ar/

Y el Premio Nobel de Literatura 2022 es para…¡Annie Ernaux!

La escritora, catedrática y profesora de letras modernas de 82 años nacida en Francia obtuvo el prestigioso galardón. El jurado dijo que lo merece “por el coraje y la agudeza clínica con la que descubre las raíces, los extrañamientos y las restricciones colectivas de la memoria personal”.

Ernaux, que era una de las favoritas de este año para quedarse con el Nobel, es conocida por sus novelas engañosamente simples basadas en la experiencia personal de clase y género

Sus más de 20 libros, la mayoría de ellos muy breves que narran hechos de su vida y de la vida de quienes la rodean, presentan retratos intransigentes de encuentros sexuales, abortos, enfermedades y la muerte de sus padres.

Algunos de sus libros más conocidos son “El acontecimiento”, “Los armarios vacíos”, “Pura pasión” y “La vergüenza”. Autores como Emmanuel Carrère y Virginie Despentes la reconocen como una de las grandes influencias en sus literaturas.

FELIZ DÍA A TODOS LOS BIBLIOTECARIOS

El día 13 de septiembre fue establecido como “Día del Bibliotecario” por el Congreso de Bibliotecarios reunidos en Santiago del Estero en el año 1942 y fue instituido como «Día del Bibliotecario» a nivel nacional, en 1954, mediante sanción del Decreto Nro.17.650/54, en homenaje a los bibliotecarios de todo el país.

Este día se corresponde con la edición de la «Gaceta de Buenos Aires» del 13 de septiembre de 1810, en la que apareció un artículo titulado Educación, escrito por Mariano Moreno, en el que informaba sobre la creación por la Junta de Mayo de la Biblioteca Pública de Buenos Aires, hoy Biblioteca Nacional y de los nombramientos del Dr. Saturnino Segurola y Fray Cayetano Rodríguez, quienes fueron los primeros bibliotecarios oficiales de la nueva era de la Independencia de la República.

Esta fecha tiene un gran valor histórico y cultural porque la Biblioteca Nacionalfue creada a inspiración del Dr. Mariano MorenoSecretario de la Primera Junta de Gobierno de la Revolución de Mayo.

En uno de los tantos ensayos del prestigioso filosofo y pensador español, José Ortega y Gasset, encontramos la siguiente expresión «A mi juicio la misión del bibliotecario habrá de ser, no como hasta aquí, la simple administración de la cosa libro, sino el ajuste, la mise au point de la función vital que es el libro.»

El oficio del bibliotecario se encuentra indisolublemente unido al origen del libro como producto cultural que contiene el registro gráfico del conocimiento y como medio de comunicación a largo plazo. En el primer caso encontramos al bibliotecario como guardián de libros y, en el segundo, como su organizador, proveedor y facilitador, por consiguiente, como profundo conocedor de sus contenidos, dando como resultado dos extremos entre los que oscila el oficio: inquisidor y erudito.

Estos profesionales, se han preparado durante años, para apoyar la formación de nuestros jóvenes en las aulas, para colaborar en el desarrollo científico del país, al interior de los centros de investigación, o construyendo una Argentina más grande.

Es el día en el que se reconoce la actividad de los bibliotecarios en todos los sectores en los que se desarrollan, labor que es de gran importancia para nuestra sociedad, una sociedad en la que el recurso más valioso es el conocimiento, por lo que el bibliotecario se convierte en un puente entre las necesidades de información y los medio con los que aquellas se pueden satisfacer.

Fuente: Universidad Nacional de San Luis

163 años de la Biblioteca del Congreso en la historia argentina.

El 23 de agosto se cumple un nuevo aniversario de la creación de la BCN, ocurrida en 1859 por ley y un presupuesto inicial de dos mil pesos destinados a la compra de 620 volúmenes pertenecientes al Mariscal Andrés de Santa Cruz, ex presidente de la Confederación Peruano-Boliviana. Conocé su historia: bcn.gob.ar/la-biblioteca/historia

24 de agosto: Día del Lector

💫 📖 El miércoles 24 de agosto, en homenaje al nacimiento de Jorge Luis Borges, se celebra el Día del Lector, ¡y la Fundación El Libro y la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) lo festejan con una suelta de más de 300 mil poemas en todo el país! 🥳

💥 Esta iniciativa se realizará el 24 de agosto de 9 a 18 hs. Enterate de todo y consultá los puntos de encuentro en: https://www.el-libro.org.ar/acciones-especiales/dia-del-lector/

5ta Feria del Libro de Merlo

¡Vuelve la Feria del Libro de Merlo!

🗓 Del 15 al 28 de agosto, te esperamos en el Parque Municipal Pres. Néstor Kirchner, Av. Constitución 152.

🎟️ ¡Con entrada libre y gratuita! 👌

Busca toda la información en www.el-libro.org.ar

2 de agosto de 1942:
Nace la escritora chilena Isabel Allende

Es chilena, pero de nacionalidad estadounidense, aunque en realidad nació en Lima. Vivió en Venezuela, pero tiene descendencia hispano portuguesa. De ese popurrí de nacionalidades y países nace una de las escritoras más vendidas de América Latina.

Isabel Allende es considerada la escritora viva más leída de la lengua española, con más de 72 millones de ejemplares vendidos. Sus obras fueron traducidas a 42 idiomas.

Todos los títulos se presentan en clave femenina, una marca diferencial de su obra, que ha transitado por cuestiones sociales de toda índole con un estilo cercano al realismo mágico. América Latina, por tanto, es el escenario principal de su escritura, mientras que las mujeres, normalmente inspiradas en figuras reales, protagonizan sus mejores relatos.

Es una de las mejores exponentes del realismo mágico, un movimiento literario que surgió en el siglo XX cuyos elementos sorprenden al lector por su carácter fantástico, haciendo que la magia sea lo común. Entre el resto de autores principales del realismo mágico están Miguel Ángel Asturias, Juan Rulfo y Gabriel García Márquez.

Su primera novela y mayor debut fue La casa de los espíritus (1982), y a este le siguieron otros muchos que han sido traducidos a cuarenta idiomas con ventas de más de setenta millones de ejemplares. Otros reconocidos títulos de la escritora más vendida en lengua española están Violeta; Mujeres del alma mía; Paula (en honor a su hija que murió a los 28 años de una enfermedad); El amante japonés; Largo pétalo de mar; Eva Luna, y más.

En el día de su cumpleaños número 80, la escritora chilena asegura que uno de los secretos de su bienestar es haber empezado “a curarme de responsabilidades que ya no quiero volver a hacer. Aprendí a decir que no, por fin”.